Blogging tips

miércoles, 11 de julio de 2012

Prevención de abusos y maltrato infantil

La semana pasada acudí a un par de conferencias muy interesantes sobre cómo prevenir los abusos y malos tratos en nuestros hijos.

Desde el primer abuso, sea sexual, físico como psicológico se modifica su cerebro. A largo plazo alivian el dolor psicológico haciéndose daño a sí mismos. Se crean déficits emocionales y en el sistema evolutivo. 
El abuso sexual es una caricia no deseada. Casi siempre que hay abuso sexual hay abuso físico y por ende psicológico. 

Nuestro principal objetivo como padres es fomentar en nuestros hijos una sana autoestima, así como una personalidad equilibrada. Que crezcan sanos y felices. Mediante el cuidado y la orientación que les damos desde la experiencia.  
El perfil del depredador:
El 75% es heterosexual con familia e hijos, es una persona agradable que sabe ganarse el terreno. Suele estar pendiente de los niños y empieza a conversar con ellos como si fuesen adultos. Buscan niños callados, con falta de habilidades sociales, inseguros, con problemas en casa. Se las ingenian para estar a solas con los niños. 
Suelen tener varias caras (una hacia los padres y otra hacia los niños), les ofrecen regalos o los amenazan. Les piden que les guarde el secreto. 
El 90% son personas cercanas a la familia. Puede ser tanto hombre como mujer, de cualquier clase social y de cualquier profesión.
Les hacen creer a los niños que no son malos y si el niño le delatara intentaría convencer a los demás de que el niño miente. 
Según el depredador la culpa la tienen los padres, por la falta de atención que tienen en sus hijos y la falta de comunicación. La media en EEUU son 20 segundos de comunicación al día. 
El 99% de los niños se siente culpable. 
Cómo prevenir los abusos:
  • Es muy importante tener una escucha activa en casa, fijarnos tanto en el lenguaje no verbal como en el verbal. Hablar con nuestros hijos, dedicarles tiempo. Hay que hablar claro. Preparar a nuestros hijos. Que no hayan secretos en la familia.
  • Poner nombre a sus partes desde una edad temprana y dejarles claro que nadie les debe tocar salvo que sea para limpiarles. 
  • Que aprendan a decir que no
  • Que sepan con quien confiar en caso que les ocurra algo. 
  • No obligarles a dar besos ni ser cariñosos si no sale de ellos mismos. 
  • El teléfono de ayuda al menor en España es 900 100 033.

Espero que os sirva de ayuda este post, opino que más vale prevenir que curar. 
Nuestros hijos son nuestro mayor tesoro y el futuro está en sus manos. 
Criemos niños felices y conscientes. 

3 comentarios:

Jenni Peña dijo...

Que buen post. Me ha gustado mucho :-)

Pilar dijo...

Gracias Jenni!
;)

Ajo nuez dijo...

gracias